Eventos: HCCH a|Bridged: Innovación en el área de procedimiento civil transfronterizo (La Haya, 11 diciembre 2019)

Por Elizabeth Zorrilla*

La edición inaugural de HCCH a|Bridged: Innovación en el área de procedimiento civil transfronterizo tuvo lugar el 11 de diciembre del 2019 en La Haya, Países Bajos, bajo el auspicio de la Oficina Permanente de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado (HCCH).

Esta primera edición se centró en “El Convenio de la HCCH sobre Notificación de Documentos en la Era de la Tecnología Electrónica y de la Información”, con el objeto de explorar la remisión electrónica de peticiones de notificación y traslado de documentos en virtud del Convenio de 15 de noviembre de 1965 sobre la Notificación o Traslado en el Extranjero de Documentos Judiciales y Extrajudiciales en Materia Civil o Comercial (Convenio sobre Notificación).

Los videos y presentaciones de las sesiones se encuentran disponibles en la página del evento.

HCCH a|Bridged dio inicio con unas palabras de bienvenida por parte del Secretario General de la HCCH, Christophe Bernasconi, quien recalcó el importante papel que juegan las nuevas tecnologías para potencializar el funcionamiento de los convenios de la HCCH.

El primer panel The Prism, moderado por Gérardine Goh Escolar, Primer Secretaria de la HCCH, presentó una visión general sobre las soluciones tecnológicas disponibles para la digitalización de los procedimientos de petición de notificación y traslado de documentos en virtud del Convenio.

Theodore Folkman, socio en Pierce Bainbridge Beck Price & Hecht LLP y fundador del sitio Letters Blogatory, esbozó un paralelismo entre los servicios postales tradicionales y los servicios de correo electrónico, y remarcó que ambos medios trabajan de la misma forma desde una óptica funcional.

Folkman explicó las diferencias entre el correo electrónico y los servicios postales, abordó algunos aspectos técnicos del correo electrónico seguro y habló sobre el principal reto en el uso de esta tecnología, a saber, obtener acuse de recibo y asegurar que la notificación cumplió con su función cautelar. Concluyó que, si bien los canales postales tradicionales cuentan con protecciones legales sólidas en materia de seguridad (i.e. sanciones legales onerosas), las protecciones técnicas (físicas) son endebles, en tanto que ocurre lo opuesto con del correo electrónico seguro.

Katerina Ossenova, abogada de la Oficina de Asistencia Judicial Internacional del Departamento de Justicia de los EE.UU., habló desde la perspectiva de la Autoridad Central sobre la idoneidad de una plataforma electrónica común para transmitir comunicaciones y solicitudes de notificación. Enfatizó que dicha plataforma debería contar con distintos niveles de acceso para los sectores público y privado, respectivamente. Concluyó que, aun cuando la transmisión electrónica a través de una plataforma común tendría un impacto inmediato en la celeridad y capacidad de respuesta de las autoridades, no soluciona la exigencia de gestionar (e imprimir) una cantidad sustancial de documentos.

Emma Van Gelder, doctoranda de Erasmus University Rotterdam (Países Bajos) y miembro investigador del Deep Tech Dispute Resolution Lab de Oxford University (Reino Unido), proporcionó una breve explicación sobre el funcionamiento de la tecnología de registro descentralizado (DLT por sus siglas en inglés) y las ventajas que ofrece, a saber, mayor eficiencia en los procesos, transparencia e inmutabilidad de la información y la comunicación directa entro las partes (i.e. eliminación de intermediarios).

También abordó las principales limitaciones que presenta esta tecnología, en concreto, posibles fallas técnicas, amplia demanda energética, lagunas regulatorias, falta de estándares técnicos comunes que faciliten la interoperabilidad, desequilibrios de poder y escalabilidad.

Florian Heindler, profesor asistente en Sigmund Freud University (Austria), abordó el tema de la interoperabilidad de los sistemas informáticos nacionales para transmitir peticiones de notificación. Primero hizo una acotación sobre la importancia de preservar, mediante la interconexión, las inversiones y los avances en infraestructura a nivel nacional, en vez de reemplazarlos. A modo de ejemplo, habló sobre e-CODEX, el modelo europeo de interconexión que se ha desarrollado en los últimos años.

Al finalizar las presentaciones individuales, los miembros del panel dialogaron entre sí, y con los miembros de la audiencia presencial y virtual.

La sesión posterior HCCH Unplugged: The Convention rebooted, consistió en presentaciones breves y focalizadas en tópicos específicos.

Marie Vautravers, subdirectora de la Unidad de Derecho Internacional Privado, Dirección de Asuntos Civiles y Sellos del Ministerio de Justicia de Francia, habló sobre la experiencia europea en temas de privacidad y seguridad, adquirida en el marco de la revisión del Reglamento sobre notificación. Subrayó que el uso de una plataforma centralizada representa un mayor riesgo de seguridad ya que, al tener un punto de acceso único, sólo es necesario penetrar ese punto de acceso para comprometer toda la información en el sistema, lo que a su vez implica una gravosa responsabilidad para el ente encargado de administrar la plataforma.

En razón de lo anterior, en el contexto europeo se decantaron por un sistema descentralizado, que interconecta los sistemas centrales, lo cual permite que cada Estado sea responsable de salvaguardar la información en sus servidores, mitigando así fallas de seguridad. Se espera que, aun cuando todavía hay algunas cuestiones por decidir, la nueva Regulación sea aprobada en 2020.

Aashna Bhikhari, oficial judicial en los Países Bajos y miembro del Equipo de Innovación de la Unión Internacional de Oficiales Judiciales (UIHJ por sus siglas en francés), habló sobre el papel de los oficiales judiciales en la notificación de documentos, la importancia del elemento humano que imprimen en su labor y la forma en que la tecnología facilitaría su trabajo. Puntualizó que, aun cuando la notificación y traslado de documentos pueda realizarse exitosamente de manera electrónica, seguiría siendo necesario que los oficiales judiciales supervisen el procedimiento y se aseguren de que éste cumpla con las formalidades requeridas.

Brody Warren, oficial legal senior de la HCCH, ahondó en las similitudes funcionales entre los servicios postales tradicionales y los servicios de correo electrónico modernos, y la relevancia de este paralelismo a la luz del artículo 10(a) del Convenio.

Esgrimió una serie de argumentos en apoyo al postulado de que el Convenio es tecnológicamente neutral y su texto admite una lectura liberal bajo la cual el uso de tecnologías modernas es compatible con el Convenio. Concluyó que, si bien quedan algunas cuestiones abiertas sobre las implicaciones del uso de servicios de correo electrónico, esta tecnología es una adición bienvenida a los servicios postales tradicionalmente disponibles.

El subsecuente panel The Lab: All across the world —integrado por David Cook, Queen’s Bench Master del Poder Judicial de Inglaterra y Gales, Reino Unido; Yoon Jung Choi, Jueza de la Corte Central de Distrito de Seúl, República de Corea; y Carlos Vieira von Adamek, Juez y Secretario General del Consejo Nacional de Justicia de la República Federativa de Brasil— presentó los avances tecnológicos que los tribunales en sus respectivas jurisdicciones han adoptado o están en proceso de implementar. Tras delinear el estatus tecnológico de los tribunales, los panelistas entablaron un diálogo muy ilustrador sobre los retos y oportunidades que estos avances representan de cara al futuro.

La sesión siguiente HCCH Unplugged: NewTech, continuó con el mismo formato HCCH Unplugged.

Christine Kalibbala, catedrática en Wittenborg University of Applied Sciences (Países Bajos) y Université Catholique de Lille (Francia), habló sobre las ventajas de la notificación de documentos mediante redes sociales como Facebook o Twitter (conforme a la figura legal de substituted service bajo la cual es posible notificar un documento a través de interpósita persona) y sus implicaciones en el funcionamiento del Convenio, con referencia particular al artículo 10(a). Asimismo, enumeró algunos de los problemas derivados de este modo de transmisión. Concluyó remarcando el potencial que este modo de transmisión puede representar para el futuro del Convenio.

Por su parte, Madi Saken, coordinador legislativo senior en Blockchain & Data Center Industry Association of Kazakhstan, tras explicar el funcionamiento general de la tecnología de registro descentralizado (DLT) y proporcionar algunos ejemplos de su aplicación en diversas áreas, contrastó los beneficios potenciales con los retos que esta tecnología plantea. Para concluir, señaló que DLT tiene un gran potencial para impactar la forma en que almacenamos y transmitimos información.

Ellen Gilley, asociada en Ropes & Gray LLP, habló sobre los efectos de imprimir documentos escaneados a fin de efectuar notificaciones en el extranjero. La premisa básica es que, en el contexto de la notificación electrónica (en donde puede ser difícil determinar el derecho aplicable a la validez del acto de notificación debido a los diversos puntos de contacto), el hecho de imprimir los documentos extraídos de una nube virtual a efecto de notificarlos ancla el acto de notificar a una jurisdicción concreta. Señaló que ésta puede ser una solución temporal hasta que exista regulación nacional en la materia.

Nicolás Lozada Pimiento, socio en Rincón-Cuellar & Asociados y profesor en la Universidad Externado de Colombia, argumentó que la notificación vía correo electrónico es una tendencia global no sólo en materia de arbitraje y solución de controversias en línea, sino en materia procesal civil, haciendo especial énfasis en la experiencia colombiana. Sostuvo que el texto del Convenio permite la utilización del correo electrónico y concluyó que, en un mundo altamente digitalizado y globalizado, restringir la posibilidad de realizar notificaciones mediante correo electrónico, implica restringir el acceso a la justicia.

En el panel final The Open Lab: The text of tomorrow, Xandra Kramer, profesora de derecho procesal civil europeo en Erasmus University Rotterdam (Países Bajos), y Louise Ellen Teitz, profesora de derecho en Roger Williams University (EE.UU.), reseñaron las opiniones vertidas en el transcurso de la jornada y recalcaron la importancia de contar con una opción tecnológica que reconcilie el texto y el objeto del Convenio, con la necesidad de optimizar su funcionamiento.

Por su parte, Florence Guillaume, profesora de derecho internacional privado en Université de Neuchâtel (Suiza), se pronunció en favor de una infraestructura pública de blockchain para efectuar la transmisión de peticiones de notificación de documentos en virtud del Convenio.

Para concluir, la Primer Secretaria Gérardine Goh Escolar hiló todas las opiniones y argumentos vertidos e invitó a los participantes a reflexionar sobre el camino a seguir de marcha al futuro.

_____________________________
* Legal officer HCCH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *