CIADI: ConocoPhillips c. Venezuela

Por Claudia Madrid Martínez

El año pasado reseñábamos, en Cartas Blogatorias, las acciones intentadas por ConocoPhillips contra la estatal petrolera de Venezuela, PDVSA. En esa ocasión informábamos que, debido a las expropiaciones que sufrieron los activos de ConocoPhillips en 2007, la empresa intentó una acción por la violación de los contratos con PDVSA ante el Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional y otra por la violación del tratado bilateral de inversión entre Venezuela y los Países Bajos ante un tribunal arbitral conformado de acuerdo con las reglas del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI).

La primera de las acciones mencionadas fue resuelta en abril de 2018 y resultó en la condena de PDVSA a pagar de más de dos mil millones de dólares.

Con ocasión de la segunda de las acciones intentadas, el tribunal decidió el 3 de septiembre de 2013 que con la expropiación Venezuela, en efecto, había violado el tratado bilateral, dejando la fijación del monto de la indemnización para un laudo posterior.

Además, el tribunal del CIADI rechazó en febrero de 2016, la solicitud de reconsideración que había propuesto Venezuela en agosto de 2015.

En el laudo firmado por los árbitros el 27 de febrero de 2019 y notificado a las partes el pasado 8 de marzo, el tribunal condenó a Venezuela al pago de 8.754 millones de dólares “por concepto de compensación por la expropiación ejecutada el 26 de junio de 2007 en violación del Artículo 6 del Convenio para el Estímulo y Protección Recíproca de las Inversiones entre la República de Venezuela y el Reino de los Países Bajos de fecha 22 de octubre de 1991”.

Esta cantidad comprende el pago de USD 3.386.079.057 a ConocoPhillips Petrozuata B.V. (CPZ); USD 4.498.085.150 a ConocoPhillips Hamaca B.V. (CPH); y USD 562.140.959 a ConocoPhillips Gulf of Paria B.V. (CGP).

Estos montos deberán ser pagados con intereses a una tasa anual del 5,5%, compuesta anualmente, que se causarán hasta la fecha de pago completo y definitivo . El propio laudo dispone que Venezuela dispone de 60 días contados a partir de su notificación para pagar las cantidades señaladas.

Venezuela también deberá pagar a ConocoPhillips Petrozuata B.V. (CPZ) la cantidad de USD 286.740.989 “…sobre la base de las disposiciones de compensación en el Convenio de Asociación Petrozuata, más intereses simples que se causarán hasta la fecha de pago completo y definitivo a la tasa LIBOR a 12 meses o a cualquier otra tasa comparable en caso de que la tasa LIBOR sea descontinuada en el futuro”.

El laudo dispone que “…las Demandantes están obligadas de acuerdo con el principio de buena fe a no intentar obtener doble recuperación al momento de ejecutar el presente Laudo, en todo o en parte, más allá de los importes adjudicados por el Tribunal de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI) mediante su Laudo Definitivo de fecha 24 de abril de 2018 (20549/ASM/JPA) entre Phillips Petroleum Company Venezuela Limited, ConocoPhillips Petrozuata B.V. (demandantes) y Petróleos de Venezuela, S.A., Corpoguanipa, S.A., PDVSA Petróleo, S.A. (demandada)”.

A estas cantidades se suman USD 21.861.000 por costos asociados al proceso, particularmente la contribución a los costos y honorarios legales de las demandantes y los costos abonados por las Demandantes al CIADI en lugar de la Demandada, más los intereses simples que se causarán a una tasa de 3% hasta la fecha de pago completo y definitivo. A este importe se le deducirá el saldo reintegrado por el CIADI a las Demandantes.

Finalmente, se desestimó la reclamación de Venezuela de deducir de la reclamación de las Demandantes la suma de USD 298 millones por concepto de devolución de un pago de servicios realizado por PDVSA a los acreedores del Proyecto Hamaca.

Según reporta la prensa mundial, Kelly Rose, vicepresidenta y asesora jurídica de ConocoPhillips, afirmó que la empresa acoge “…con beneplácito la decisión del tribunal del Ciadi, que respalda el principio de que los Gobiernos no pueden expropiar ilegalmente las inversiones privadas sin pagar una indemnización”.

El problema que ahora deberá enfrentar ConocoPhillips es la conocida situación económica que atraviesa Venezuela. Según afirman algunos expertos, como el profesor Francisco Monaldi, las deudas que enfrenta entre demandas e incumplimientos asciende a 150 mil millones de dólares. Venezuela, según afirma el experto, “no tiene dinero para pagarle a nadie”.

Además hay que considerar que en febrero pasado CITGO, el que fuera el principal activo de PDVSA, ha cortado sus vínculos con la estatal petrolera venezolana luego de las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump, de manera de bloquear el acceso de Nicolás Maduro a los ingresos petroleros de la nación y respaldar un gobierno de transición liderado por el presidente de la Asamblea Nacional y encargado de la Presidencia de la República, Juan Guaidó Márquez.

Debido al colapso del sistema eléctrico en Venezuela, la Asamblea Nacional, en reunión efectuada el día 12 de marzo, postergó la discusión sobre el laudo y esta nueva deuda de Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *