Venezuela: juez estadounidense autoriza el embargo de Citgo Petroleum Corp.

Por Claudia Madrid Martínez

En respuesta a la demanda de Crystallex contra Venezuela, el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Wilmington, Delaware, decidió el pasado jueves autorizar el embargo de Citgo Petroleum Corp. La orden judicial aumenta la probabilidad de que la estatal petrolera, PDVSA, pierda el control de este valioso activo, en medio de la crisis económica y política que atraviesa el país.

Recordemos que los problemas con Crystallex comenzaron en 2008, con la decisión del entonces presidente, Hugo Chávez, de retirar las concesiones de oro y de asumir las operaciones de Crystallex y de otras compañías extranjeras que operaban en el país, acusando a las mineras de dañar el medio ambiente y violar los derechos de los trabajadores. En esa ocasión, el presidente decidió expropiar la mina “Las Cristinas” que estaba siendo operada por la minera canadiense.

Crystallex trató en vano de negociar con Venezuela y decidió acudir ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones. Allí obtuvo un fallo favorable el 4 de abril de 2016, mediante el cual se le otorgó una indemnización de USD 1.200 millones por la expropiación de sus inversiones mineras por parte de Venezuela.

La empresa canadiense solicitó, ante la Corte del Distrito de Columbia el reconocimiento de su laudo, de conformidad con la Convención de Nueva York sobre el Reconocimiento y Ejecución de Sentencias Arbitrales Extranjeras. La Corté reconoció el laudo el 25 de marzo de 2017.

Venezuela y Cristallex suscribieron un acuerdo de pago en el cual se estipuló que Venezuela pagaría USD 441 millones a la minera canadiense hasta 2020, y un monto no revelado después de esa fecha. Sin embargo, Venezuela falló el primer pago, como lo demuestra el hecho de que Crystallex ha persistido sus demandas contra el país.

Para ir contra Citgo, Crystallex argumentó que la empresa es propiedad de PDVSA, y ésta a su vez es totalmente controlada por Venezuela.

Aunque la decisión aún podría ser apelada ante un tribunal federal superior, no cabe duda que el mismo abre la puerta a los demás acreedores insatisfechos de Venezuela para ir contra el único activo de la República que reporta ganancias en dólares en el mercado petrolero.
Se reporta que el único pago realizado este año por Venezuela fue de USD 107 millones en sus bonos PDVSA, con vencimiento en 2020, de los cuales Citgo es garantía de cumplimiento. Tal movimiento se vio como una clara medida de protección del valioso activo, razón por la cual, los inversionistas tienen fundamento para creer que, al perder la propiedad de Citgo, PDVSA y Venezuela tienen pocos incentivos para honrar sus obligaciones. Obligaciones que, de acuerdo con algunos analistas, alcanzan un valor aproximado de USD 150.000 millones.

En todo caso, la decisión del Tribunal de Distrito en Wilmington, incluiría algunas condiciones que se conocerán una vez publicado el fallo que, inicialmente, se emitió, sellado. Estaremos pendientes de la publicación del fallo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *