Conferencia de La Haya: Conclusiones de la Comisión Especial sobre el anteproyecto de Convención de reconocimiento y ejecución de sentencias extranjeras

                                                               Por Javier Ochoa Muñoz

Tal como habíamos anunciado y comentado anteriormente en Cartas Blogatorias, del 1 al 9 junio, celebró su reunión la Comisión Especial sobre el anteproyecto de Convención de reconocimiento y ejecución de sentencias extranjeras.

El portal de la Conferencia informa que asistieron 153 participantes, en representación de 53 Estados miembros, así como de la Unión Europea, de algunos Estados no miembros, otras organizaciones internacionales y ONG.

El reporte de la propia Conferencia señala también lo siguiente:

“La Comisión Especial tomó el texto propuesto por el Grupo de Trabajo como base para su labor; se desarrolló aún más este texto y se preparó una versión revisada de la futura Convención, lo que servirá de base para la discusión en la segunda reunión de la Comisión Especial, que tendrá lugar del 16 al 24 de febrero de 2017.

La Comisión Especial identificó dos objetivos principales de la futura Convención:

      a) Mejorar el acceso práctico a la justicia, a través del reconocimiento y ejecución de resoluciones judiciales (que es relevante para los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas); y

b) Facilitar el comercio y la inversión, así como contribuir al crecimiento económico, mediante la mejora de la seguridad jurídica y la reducción de los costos y la incertidumbre asociados con el comercio internacional, y con la resolución de conflictos transfronterizos.

El futuro Convenio contribuiría a alcanzar estos dos objetivos:

a) Al promover la circulación de las resoluciones judiciales a las que se aplicaría la Convención, sujeta a ciertos controles;

b) Al reducir la duplicidad de procedimientos en dos o más Estados Contratantes;

c) Al reducir los costos y tiempos asociados con el reconocimiento y ejecución de resoluciones judiciales;

d) Al mejorar, para las empresas y las personas físicas, la previsibilidad jurídica en los Estados contratantes en relación con las circunstancias conforme a las que circularán las sentencias entre los Estados contratantes; y

e) Al permitir a las personas tomar decisiones más informadas acerca de dónde iniciar un procedimiento, teniendo en cuenta la posibilidad de eficacia del fallo resultante en otros Estados contratantes.

La futura Convención complementaría a la de acuerdos de elección de foro de 2005, con la cual actuaría conjuntamente.”

Desde Cartas Blogatorias estaremos muy atentos a la presentación de la nueva versión, para comentarla y difundirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *