México: derecho aplicable a la nulidad de un matrimonio celebrado en el extranjero

Por María Mercedes Albornoz

En la Tesis Aislada III.2o.C.42 C (10a.), emitida el 25 de septiembre de 2015 en el Amparo directo 292/2015, que fuera publicada recientemente en el Semanario Judicial de la Federación, el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito se pronunció de manera unánime acerca del derecho aplicable, en el contexto jurisdiccional mexicano, a la nulidad de un matrimonio celebrado fuera del territorio de México.

Partiendo del punto común entre divorcio y nulidad del “matrimonio extranjero” –creemos que la expresión debe entenderse como matrimonio celebrado en el extranjero y no en tanto matrimonio en el que uno o ambos cónyuges son extranjeros–, a saber, que ambos son declaraciones de autoridad que impiden que dicho vínculo continúe vigente, la tesis distingue luego ambas nociones. En este sentido, destaca que en el supuesto de nulidad existe alguna razón que invalida el matrimonio.

A continuación, en cuanto a la autoridad competente para declarar la nulidad de un matrimonio celebrado en el extranjero, determina que es perfectamente factible que la declare un tribunal de un estado mexicano (en este caso, se trataba del estado de Jalisco).

Posteriormente, formula una serie de afirmaciones acerca de las reglas en materia conflictual aplicables a la declaración de nulidad de un matrimonio celebrado en el extranjero, cuando ésta es solicitada ante un tribunal mexicano. De dicha serie es posible inferir y/o vale la pena destacar los siguientes puntos:

1. Jerarquía de fuentes: las normas jurídicas de fuente internacional prevalecen por sobre las de fuente interna. Esta jerarquía irradia sus efectos a las normas de jurisdicción internacional y a las normas sobre derecho aplicable.

2. Ante la ausencia de normas de conflicto de fuente internacional en esta materia, es necesario aplicar las de fuente interna contenidas en el Código Civil de la entidad federativa correspondiente –según cuál sea el juez competente–. (Algunas normas de los Códigos Civiles locales remiten expresamente al Código Civil Federal.)

3. Por consiguiente, son normas de conflicto de fuente interna las que permitirán que, eventualmente, un juez mexicano llegue a aplicar derecho extranjero.

4. De acuerdo con lo previsto en algunos de los Códigos Civiles vigentes en el país, la norma de conflicto en materia de capacidad indica que se debe aplicar la ley del domicilio de la persona; de conformidad con otros de esos códigos, se ha de hacer aplicación de la ley del foro (lex fori).

5. Frecuentemente, el foro y el domicilio de la persona cuya capacidad se analiza, coinciden en un mismo país.

6. El procedimiento se rige por la ley del foro.

7. La nulidad del acto matrimonial ataca su validez y no sus efectos. Es por eso que la ley aplicable a la nulidad del matrimonio debe ser la ley del lugar de celebración (locus regit actum).

8. Hay que distinguir la nulidad del matrimonio, que implica desconocer la validez de dicho acto, del no reconocimiento de efectos en México de un matrimonio válidamente celebrado en el extranjero.

9. Una de las razones por las cuales se puede decidir no reconocerle efectos en México a un matrimonio válidamente celebrado en el extranjero es el fraude a la ley mexicana.

La tesis, tal como fue emitida por el tribunal colegiado, establece lo siguiente:

MATRIMONIO CELEBRADO EN EL EXTRANJERO. REGLAS GENERALES EN MATERIA CONFLICTUAL PARA QUE UN TRIBUNAL MEXICANO DECLARE SU NULIDAD.

Mediante la declaración judicial de que un matrimonio es nulo, se decreta oficialmente que el enlace conyugal celebrado no ha existido. Tanto el divorcio como la nulidad del matrimonio extranjero, son declaraciones de autoridad que impiden la continuación de su vigencia sólo que en el primer caso, el matrimonio fue válido y existente, mientras que, en el segundo está afectado por alguna causa o razón que lo invalida. Ahora bien, ni la legislación federal, ni la estatal establecen competencia exclusiva a favor de la autoridad foránea para declarar la nulidad de todo matrimonio celebrado en el extranjero, por lo que sí es factible que un tribunal mexicano de la entidad federativa la declare. Así, en materia de nulidad del matrimonio celebrado en el extranjero, deben seguirse las siguientes reglas conflictuales: 1. Ley aplicable: Al carecer de instrumentos jurídicos internacionales que regulen de manera precisa cómo y ante quién se tramita la nulidad de los matrimonios celebrados en el extranjero, reclamada ante los tribunales nacionales, debe estarse a las disposiciones previstas en los Códigos Civiles de cada entidad federativa o, en caso de remisión expresa, de la legislación federal (lex fori o ley del foro). Entonces, será el derecho interno el que dará la posibilidad de aplicar, eventualmente, de manera extraterritorial el derecho extranjero en México. 2. Capacidad: Las reglas de capacidad para reclamar la nulidad son las mismas que rigen en el territorio nacional, esto es, la ley domiciliar, o bien, la lex fori (las cuales normalmente coinciden). 3. Procedimiento: El procedimiento y sus formalidades, se tramitan conforme a la ley adjetiva del foro, bajo el principio “la ley del foro rige el proceso” (lex fori regit processum). 4. Fondo: Al atacarse el acto matrimonial, se ataca su validez; de ahí que la ley que rige a la nulidad del acto matrimonial, debe ser la ley del lugar en que nació a la vida jurídica (locus regit actum), no la que rige las relaciones entre la pareja (lex fori). No es dable sostener, que una ley rija el acto del matrimonio y otra sea la que enjuicie su validez. Un matrimonio es válido, de acuerdo con la ley del lugar en que se celebró y es inválido, si en el lugar de su celebración es inválido. 5. Efectos: No ha de confundirse la nulidad del matrimonio con los efectos extraterritoriales del matrimonio. Cuando se declara la nulidad, se desconoce la validez del matrimonio, mientras que cuando se declara un fraude a la ley foral, no se desconoce la validez del matrimonio, sino la producción de sus efectos en el foro. Por ejemplo, el hecho de que exista poligamia en un matrimonio celebrado en el extranjero, no significa que sea inválido en México, sino sólo que no será reconocido en cuanto a sus efectos. Asimismo, si se trata de un matrimonio incestuoso, puede ser que sea válido en el lugar de su celebración, pero en México no surtirá efectos, ni tampoco se le podrá anular.

2 comentarios en “México: derecho aplicable a la nulidad de un matrimonio celebrado en el extranjero

  1. Hola, estoy casada con un italiano y el matrimonio se celebró en Italia. Actualmente residimos en México y quiero divorciarme. En el Ayuntamiento de Italia donde me casé no me quieren facilitar el Acta de Matrimonio apostillada y es indispensable para disolver el matrimonio. Que puedo hacer? Necesito ayuda por favor, ya que mi caso es de violencia intrafamiliar. Gracias de antemano.

    1. Estimada Andrea, en Cartas Blogatorias no prestamos asesoría profesional. Nuestra recomendación es que contacte con un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *