México: ¿internación en albergue para casos de restitución internacional de menores?

Por María Mercedes Albornoz

El Quinto Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito se pronunció recientemente en el Incidente de Suspensión (revisión) 188/2014, concediendo la suspensión definitiva contra un acuerdo emitido en un trámite de restitución internacional de un menor, en virtud del cual se había ordenado la internación de dicho menor en un albergue.

La tesis aislada III.5°.C.15K (10ª) emanada del referido tribunal colegiado retomó el interés superior del menor, concepto acogido en el artículo 4°, párrafo noveno de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en diversos tratados internacionales de los que México es parte (Convención sobre los Derechos del Niño, entre otros), en la legislación interna del país (en particular, la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes) y en la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación -ver, por ejemplo Tesis 1ª./J. 44/2014 (10ª) y Tesis 1a./J. 25/2012 (9a.).

En efecto, el tribunal colegiado fundó su decisión de suspensión en el interés superior del menor, considerando que no es legal ni sanamente factible que en un proceso de restitución internacional llevado a cabo en el marco del Convenio de La Haya sobre los aspectos civiles de la sustracción internacional de menores del 25 de octubre de 1980 o de la Convención interamericana sobre restitución internacional de menores, firmada en Montevideo el 15 de julio de 1989, cuando no se aprecie la existencia de un peligro físico, psíquico o emocional para el menor, se lo interne en una institución por tiempo indefinido, hasta que se adopte una decisión acerca de la solicitud de restitución.

La tesis aislada III.5°.C.15K (10ª) en cuestión, está redactada en los siguientes términos:

SUSPENSIÓN DEFINITIVA EN EL AMPARO. HIPÓTESIS EN QUE PROCEDE CONCEDERLA CONTRA EL ACUERDO EMITIDO EN EL TRÁMITE DE RESTITUCIÓN INTERNACIONAL DE MENORES QUE ORDENÓ SU ASEGURAMIENTO EN UN ALBERGUE.

Conforme al interés superior del menor, tutelado por los artículos 4o., párrafo noveno, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 3 de la Convención sobre los Derechos del Niño, ratificada por México y publicada en el Diario Oficial de la Federación el 25 de enero de 1991 y 3, 4, 6 y 7 de la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, el cual implica que el desarrollo de éstos y el ejercicio pleno de sus derechos sean considerados como criterios rectores para la elaboración de normas y su aplicación en todos los órdenes relativos a su vida, y acorde con la jurisprudencia 1a./J. 25/2012 (9a.), de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Décima Época, Libro XV, Tomo 1, diciembre de 2012, página 334, de rubro: “INTERÉS SUPERIOR DEL MENOR. SU CONCEPTO.”, no es legal ni sanamente factible que a los niños se les interne en una institución por tiempo indefinido, en tanto se resuelve el trámite de su restitución sustanciada con base en los artículos 3, 7, 10, 12, 13 y 30 de la Convención sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores, así como 1, 2, 10, 11, 12 y 13 de la Convención Interamericana sobre Restitución Internacional de Menores, cuando no se aprecie la existencia de un peligro físico, psíquico o emocional para ellos, por lo que deben implementarse otras medidas para salvaguardar su integridad física, así como para que no se les oculte o traslade fuera de la jurisdicción del Juez que conozca del asunto, permaneciendo con el progenitor con quien se encontraban. Por tanto, atento al principio de la apariencia del buen derecho que rige en materia de suspensión del acto reclamado, al igual que al interés superior del menor, en la hipótesis indicada, debe concederse la medida suspensional definitiva solicitada contra el acuerdo emitido en el trámite referido que ordenó su aseguramiento en un albergue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *