Francia: Facebook y las cláusulas abusivas (elección de foro)

facebook_416x416

Por Laura Carballo Piñeiro

En decisión de 5 de marzo de 2015, el Tribunal de grande instance de París, ha pronunciado el carácter abusivo de la cláusula de sometimiento a los tribunales de Santa Clara, California, incluida en las condiciones generales de contratación empleadas por Facebook.

En el caso Frédéric X. v Facebook Inc, el primero persigue que se reactive su cuenta de Facebook para lo que se pone en contacto con la agencia de la compañía en Francia, establecida a efectos meramente publicitarios, que le indica que la reclamación debe dirigirse a la compañía con sede en California.

El Sr X demanda en París y Facebook Inc comparece e impugna la competencia judicial internacional invocando la citada cláusula de elección de foro. El tribunal parisién analiza su validez indicando que es aplicable la ley de la jurisdicción elegida para hacerlo (California), pero finalmente aplica el orden público francés, ya que éste protege al consumidor – como lo es el Sr. X – y considera este tipo de cláusulas contenidas en condiciones generales abusivas.

Declarada la nulidad del acuerdo de sumisión expresa, la competencia judicial internacional viene determinada por el artículo 4 del Reglamento (CE) 44/2001 relativo a la competencia judicial, el reconocimiento y la ejecución de resoluciones judiciales en materia civil y mercantil [desde el 10 de enero de 2015, artículo 6 del Reglamento (UE) 1215/2012] que indica que, si el domicilio del demandado no está en un Estado miembro, se aplique el Derecho interno, en el caso el artículo 46 del Código de proceso civil francés que permite demandar en el lugar de prestación del servicio.

La consideración de abusiva de este tipo de cláusulas proviene de la Directiva 93/13/CEE sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, cuyo Anexo, letra q), indica expresamente que, si no se ha negociado individualmente, son abusivas “si, pese a las exigencias de la buena fe, causan en detrimento del consumidor un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes que se derivan del contrato” (artículo 3.1 de la citada Directiva).

Esta Directiva ha sido transpuesta en todos los Estados miembros y, en consecuencia, el determinar si la cláusula de elección de foro es abusiva o no, plantea un problema de ley aplicable. En el caso de autos, la cláusula estaba contenida en el contrato celebrado entre el Sr X y Facebook, pero el Reglamento (CE) 593/2008 sobre ley aplicable a las obligaciones contractuales (Roma I) no es de ayuda a determinar la ley rectora de esta cuestión, puesto que su artículo 1.2,e) excluye expresamente de su ámbito de aplicación los convenios de arbitraje y de elección del tribunal competente.

Es el Derecho internacional privado francés el que debe, en consecuencia, proporcionar la solución que, como indica la decisión, remite a la ley de la jurisdicción elegida, California. Su aplicación viene, sin embargo, limitada en caso de que prevalezcan normas materiales imperativas del foro, en el caso las contenidas en la ley francesa de condiciones generales de la contratación que transpone la Directiva 93/13/CEE. En particular, ha de indicarse que el artículo 6.2 de Directiva 93/13/CEE ordena:

“Los Estados miembros adoptarán las medidas necesarias para que el consumidor no se vea privado de la protección que ofrece la presente Directiva por el hecho de haber elegido el derecho de un Estado tercero como derecho aplicable al contrato cuando el contrato mantenga una estrecha relación con el territorio de un Estado miembro de la Comunidad”.

La misma cuestión (el carácter abusivo de una cláusula de elección de foro) puede plantearse a través de una acción de cesación en la utilización de cláusulas abusivas. Esta acción es conocida en todos los Estados miembros por mor de la Directiva 98/27/CE, sustituida ahora por la Directiva 2009/22/CE que se titula precisamente ‘relativa a las acciones de cesación en materia de protección de consumidores’.

En decisión de 1 de octubre de 2002, As. C-167/00, Henkel, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea califica a esta modalidad de tutela colectiva de extracontractual, ya que se dirige a tutelar en abstracto el ordenamiento jurídico (por ejemplo, librándole de cláusulas abusivas) y exige una conducta futura del demandado, pero no se refiere a un contrato en concreto.

Esta calificación se proyecta sobre la ley aplicable de manera que la ley rectora ha de buscarse ahora en el Reglamento (CE) 864/2007 sobre ley aplicable a las obligaciones extracontractuales. Así lo indican los trabajos preparatorios donde se tuvo en cuenta la doctrina Henkel. Y, aunque no existe mención expresa a las acciones de cesación, la norma aplicable es el artículo 6.1:

“La ley aplicable a una obligación extracontractual que se derive de un acto de competencia desleal será la ley del país en cuyo territorio las relaciones de competencia o los intereses colectivos de los consumidores resulten o puedan resultar afectados”.

En definitiva, si la cláusula de elección de foro contenida en las condiciones generales de la contratación de Facebook es abusiva se determina por la ley francesa, también si una asociación de consumidores francesa hubiera reclamado a la compañía con sede en California la cesación en la utilización de este tipo de cláusulas.

La competencia judicial internacional para conocer de la acción de cesación sigue, en último término, determinada por el Derecho interno. Podría pensarse que el artículo 18.1 del Reglamento (UE) 1215/2012, el Reglamento Bruselas I bis, podría aplicarse, pero la doctrina Henkel implica que no puede recurrirse a la Sección 4ª, Capítulo II, en materia de contratos celebrados con consumidores, en esencia porque la acción de cesación no se refiere a contratos individualmente celebrados.

En cambio, si el caso Frédéric X. v Facebook Inc se hubiera planteado después del 10 de enero de 2015 sí hubiera sido aplicable el Reglamento (UE) 1215/2012, al menos a alguno de sus aspectos.

El artículo 25 de Bruselas I bis regula los acuerdos de elección de foro y, efectivamente, se aplica con independencia del domicilio del demandado, en este caso Facebook. Pero la sumisión expresa debe ser a los tribunales de un Estado miembro para que funcione la norma de conflicto allí contenida sobre la validez material del acuerdo de elección de foro: depende del derecho del estado miembro a cuya jurisdicción se someten las partes el decidir si la cláusula es válida materialmente o no. En el caso el sometimiento es a tribunales de un tercer Estado por lo que volvemos al Derecho interno, en este caso Francia y las consideraciones allí realizadas.

Una vez declarada nula la cláusula por abusiva, el artículo 18.1 de Bruselas I bis será, en cambio, el que informe si son competentes los tribunales franceses, ya que, de ser considerado Frédéric consumidor protegido, puede demandar en los tribunales de domicilio aun en el caso de que el demandado esté domiciliado en un tercer Estado.

Por último, conviene recordar que, tratándose de un consumidor comprendido en la Sección 4ª, Capítulo II de Bruselas I bis, el hecho de que la cláusula de elección de foro sea válida no implica que sea eficaz, puesto que el juego de la autonomía de la voluntad en materia de contratos individuales de consumo está restringido por el artículo 19 de Bruselas I bis, de manera que la protección del consumidor también se proyecta en este estadio y también ha de aplicarse este precepto cuando se haya elegido como foro competente el de un tercer Estado.

Un comentario en “Francia: Facebook y las cláusulas abusivas (elección de foro)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *