Florida: La aplicación del forum non conveniens (caso de demandantes extranjeros)

Por Javier L. Ochoa Muñoz

El caso del día (Publicidad Vepaco, C. A. vs. Mezerhane) fue decidido por la Tercera Corte Distrital de Apelaciones de Florida, el 14 de enero de 2015, y fue comentado por nuestro colega Ted Folkman en lettersblogatory.com. El presente post es una ampliación y traducción libre del publicado por Ted.

Las empresas venezolanas Publicidad Vepaco y LaTele Televisión, CA, demandaron a Nelson Mezerhane, quien era dueño del Banco Federal (un banco venezolano), y a Rogelio Trujillo, gerente general del banco. En la demanda se alega que Mezerhane y Trujillo habían defraudado a través de dicho banco a las empresas demandantes por la cantidad de 72 millones de dólares, en bonos del Tesoro de Estados Unidos. Los bonos del Tesoro habrían pasado luego a entidades ubicadas en Curazao. La acción fue interpuesta ante los tribunales de Florida, donde tanto Mezerhane como Trujillo estaban residenciados.

Antes de presentar la demanda en Florida, Vepaco y LaTele habían incoado otra demanda en Curazao y trataron de obtener los bonos del Tesoro, creyendo que estaban todavía en manos de las entidades curazoleñas. Pero cuando se enteraron de que los bonos ya no estaban allí, demandaron también (en Curazao) a las entidades curazoleñas y a sus directores, alegando que eran parte del esquema del fraude.

Volviendo a la demanda de Florida, Mezerhane y Trujillo solicitaron como asuntos preliminares que se desestimara la acción y no se prosiguiera el juicio, esgrimiendo dos excepciones procesales: 1) que los demandantes no habían incluido a todas las partes indispensables, es decir, no habían incluido a las entidades curazoleñas; y, 2) que el caso debía desestimarse en virtud de la doctrina del forum non conveniens, ya que la jurisdicción de Curazao sería más apropiada para ventilar el asunto. El tribunal de primera instancia concedió la moción para desestimar y terminar el proceso, concediéndoles la razón a los demandados en cuanto a los dos argumentos mencionados. Los demandantes apelaron.

La corte de apelaciones desechó rápidamente el argumento relativo a la falta de inclusión de todas las partes indispensables o necesarias. Sostuvo que no es indispensable o necesario el litisconsorcio del demandado, por el mero hecho de que pueda tener alguna responsabilidad. Más bien, la pregunta es si el tribunal puede emitir una decisión final eficaz en su ausencia. Al comprobar que los demandados habían dejado de hacer esa demostración, la corte rechazó la decisión del tribunal de primera instancia en este punto.

La cuestión más difícil era la del forum non conveniens. Para esto la corte recordó que los estándares legales para desestimar un procedimiento conforme a la doctrina del forum non conveniens, fueron establecidos con claridad en el caso Kinney System, Inc. v. Continental Insurance Co., 674 So. 2d 86 (Fla. 1996), y luego fueron codificados en las Reglas de Procedimiento Civil de Florida (1.061.a) en los términos siguientes:

“Una acción puede ser desestimada sobre la base de la existencia de un remedio satisfactorio que pueda ser más conveniente en una jurisdicción distinta a la de Florida cuando:
(1) el tribunal encuentra que existe un foro alternativo adecuado que posee jurisdicción sobre todo el caso, incluyendo todas las partes;
(2) el tribunal encuentra que todos los factores pertinentes de interés privado favorecen al foro alternativo, colocando en la balanza la balanza una fuerte presunción en contra de la posibilidad de quebrantar la elección inicial del foro que hicieron los demandantes;
(3) de ser equilibrado el balance de los intereses privados, si el tribunal considera, además, que los factores de interés público pueden inclinar la balanza favor del foro alternativo; y
(4) el juez asegura que los demandantes pueden restablecer su demanda en el foro alternativo sin dificultades indebidas o perjuicios.”

Sobre la base de estos elementos, el primer aspecto a determinar era si los tribunales curazoleños asumirían jurisdicción sobre el asunto en disputa. El tribunal de primera instancia dijo que “no estaba convencido de que un tribunal de Curazao rechazaría jurisdicción sobre los demandados”, pero la corte de apelaciones sostuvo que esto debe analizarse desde otra perspectiva. La carga de la prueba de cada elemento en el forum non conveniens corresponde a los demandados. Así, estos deben demostrar que el tribunal extranjero ejercería jurisdicción. No es carga del demandante demostrar que el tribunal extranjero se podría negar o no a ejercer su jurisdicción. En este caso, había quedado como posibilidad incierta el que los tribunales curazoleños asumieren o pudieren rechazar la jurisdicción, toda vez que el hecho dañoso se produjo en Venezuela.

Aunque esta mera afirmación debía ser determinante y suficiente, la corte de apelaciones pasó a analizar los factores de interés privado para considerar la procedencia del forum non conveniens. En este sentido, advirtió que la regla establecida a partir del citado caso Kinney, así como de Cortez v. Palace Resorts, Inc., 123 So. 3d 1085, 1091 (Fla. 2013), dispone que “[u]n examen de los intereses privados, aunque pueda tener alcance más expansivo, esencialmente se centra en cuatro aspectos: [1] el acceso a las pruebas, [2] el acceso a los testigos, [3] la ejecución de sentencias, y [4] los aspectos prácticos y gastos asociados con la demanda”. Pero todos estos aspectos deben ser analizados también sobre la idea de una fuerte presunción en favor de la elección del foro que ya hizo el demandante.

La presunción a favor de la elección del demandante “sólo puede ser suprimida si las desventajas relativas a los intereses privados de los demandados son de peso suficiente para superar la presunción.” Sin embargo, en el caso Cortez, la Corte Suprema de Florida sostuvo que cuando el demandante era no residente de Florida, salvo que se tratase de un extranjero, éste siempre tiene derecho a una “gran deferencia” en relación a la presunción favorable sobre su elección de foro. Esta afirmación, fue interpretada por el tribunal de primera instancia en el sentido de que los demandantes extranjeros no gozaban de “ninguna deferencia”, en cuanto a la presunción a su favor, expresando que siendo los demandantes dos empresas venezolanas, “no se le concede ningún peso especial a la elección de foro.” Este razonamiento fue rebatido por la corte de apelaciones. Si bien del precedente asentado en Cortez se deduce que los demandantes extranjeros no gozarán de una “gran deferencia”, ello no implica que carezcan de derecho a tener “alguna deferencia”, aunque tal vez no tanto como el demandante local.

Adicionalmente, la corte de apelaciones recalcó que en realidad estas deferencias tampoco tendrían consecuencias relevantes en este caso, pues los factores de interés privado favorecían suficientemente a la jurisdicción de Florida, aunque la elección del foro de los demandantes no obtuviere peso alguno en la balanza. En efecto, la corte encontró que en el caso bajo análisis había un mayor acceso a los testigos en Florida que en Curazao; la prueba documental estaba en Venezuela y por lo tanto el foro curazoleño no tendría ventajas sobre la ubicación de las pruebas frente al de Florida. En relación a la eficacia de la sentencia, aunque ésta podía ejecutarse en Florida, ello requeriría procedimientos adicionales. En cuanto a los aspectos prácticos y gastos asociados con la demanda, la corte observó que si bien los demandados habían declarado que aceptarían las notificaciones judiciales que se le hicieren desde de Curazao, también habían advertido que no comparecerían personalmente a las declaraciones, audiencias y al proceso, de modo que se requerirían cartas rogatorias y similares, si el caso se ventilase en Curazao, lo cual haría más oneroso y difícil el camino de los demandantes.

Dado que los factores de interés privado no permitían la desestimación de la demanda por forum non conveniens, la corte se abstuvo de pasar a considerar los factores de interés público.

De modo que se revocó la sentencia de primera instancia y se ordenó la continuación del procedimiento en Florida.

Un comentario en “Florida: La aplicación del forum non conveniens (caso de demandantes extranjeros)

  1. El presente caso deja claramente establecido lo por usted enseñado y debatido en clases, en cuanto a que dentro de los presupuestos de existencia del Derecho Internacional Privado cada vez se consolida más la visión humanista relacionada al respeto por los derechos humanos que implica el acceso a la justicia y a la tutela judicial efectiva. Es así que la corte de apelaciones evalúa sabiamente el acceso a las pruebas, el acceso a los testigos y los costos del juicio; para decidir sobre la no aplicabilidad del Forum non conviniens al caso evaluado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *