Reporte de evento: Hacia los Principios Latinoamericanos de Derecho de los Contratos

Por Claudia Madrid Martínez y José Annicchiarico*

Durante los días 8 a 10 de octubre tuvimos la oportunidad de participar en la más reciente reunión preparatoria de los Principios Latinoamericanos de Derecho de los Contratos, la cual se celebró en la sede de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales, en Santiago de Chile. Se trata de un proyecto de investigación auspiciado por la Fondation pour le Droit Continental, representada por su presidente, el profesor Michel Grimaldi de la Universidad Pathèon Assas (Paris 2), y por la Fundación Fernando Fueyo Laneri, representada por el profesor Carlos Pizarro Wilson de la Universidad Diego Portales.

El objetivo fundamental de este proyecto –que cuenta con la participación de destacados investigadores de Argentina, Chile, Colombia, Uruguay y Venezuela– es obtener, mediante un trabajo analítico y crítico, principios comunes en materia de contratación, en los diversos sistemas latinoamericanos y principios que contribuyan a llenar las lagunas de los ordenamientos estatales, con soluciones adaptadas a las más modernas exigencias de la contratación. Esta tarea implica la necesaria búsqueda de consensos y diferencias a nivel legal, jurisprudencial y doctrinal entre los sistemas jurídicos de los Estados participantes.

La primera fase del proyecto, desarrollada entre los años 2009 y 2010, consistió en dar cuenta del estado de la cuestión en cada país involucrado, a través de la confección de un informe sobre la condición actual del Derecho de la contratación en cada uno de los Estados participantes. La segunda etapa, concretada entre 2010 y 2011, correspondió al estudio comparado –considerando incluso los sistemas europeos– de las etapas de formación, ejecución e inejecución del contrato.

Finalmente, la tercera etapa, en desarrollo desde 2012, es la redacción de una propuesta de Principios Latinoamericanos, que consolide los análisis y discusiones llevadas a cabo desde 2009. Esta tarea desde luego no ha resultado sencilla. Se trata de proponer soluciones que, sin apartarse de la tradición latinoamericana, adapten el sistema a las nuevas realidades y permitan resolver eficientemente los problemas que se presentan en la práctica.

El texto que se discute actualmente contiene regulaciones relativas a su propio ámbito de aplicación y los principios generales que informan la regulación que proponen –libertad de contratación, fuerza obligatoria del contrato y buena fe– la formación del contrato –negociaciones previas; formación del consentimiento; vicios; y objeto, causa y solemnidades del contrato–; nulidad; simulación; efectos del contrato frente a terceros –representación, estipulación a favor de terceros y promesa del hecho ajeno–; interpretación del contrato; cumplimiento de las obligaciones contractuales e incumplimiento.

Quizá sea, precisamente, la propuesta relativa al incumplimiento la que plantea mayores avances con relación a algunos sistemas latinoamericanos. Siguiendo muy de cerca los desarrollos de la Convención de Viena sobre compraventa internacional de mercaderías, los Principios Unidroit sobre Contratos Comerciales Internacionales, los Principios Europeos de Derecho de los Contratos, el Marco Común de Referencia, los proyectos de reforma del Código Civil Francés, del Código Civil Español y su compatibilidad en relación a las soluciones de los códigos civiles latinoamericanos, se identifica un concepto objetivo de incumplimiento desprovisto de toda referencia a la imputabilidad sobre el cual se estructura un sistema ordenado de efectos, que los propios principios han optado por identificar con el nombre de “medios de tutela del acreedor”. Estos medios de tutela regulan,, entre otros efectos innovadores, la operación de reemplazo; la reparación y sustitución en caso de cumplimientos imperfectos; la reducción del precio; la resolución por notificación a riesgo del acreedor; la excepción de incumplimiento y suspensión de cumplimiento y el régimen de la indemnización por daños. Este sistema de efectos busca ordenar los efectos del incumplimiento desperdigadas y no sistematizadas en los códigos latinoamericanos.

Particular atención merece la solución a los casos de imposibilidad, abriendo la posibilidad al acreedor de la obligación imposible de pedir la resolución del contrato o de demandar la subrogación de las acciones del deudor frente a terceros en lugar de la prestación imposible, el llamado comodum representationis. Esta solución, se aparta así de la solución francesa establecida por la Teoría del Riesgo que plantea la resolución de pleno derecho del contrato, la cual deja sin solución, la imposibilidad temporal o parcial de cumplimiento, y su incompatibilidad con las normas de los códigos latinoamericanos que admiten la subrogación en los derechos y acciones del deudor de la obligación imposible y la posibilidad de asumir obligaciones de garantía, casos estos últimos dos, en los cuales requieren mantener el contrato con vida.

Existen numerosos avances en relación al sistema positivo de nuestros países. Las soluciones tienen como presupuesto su compatibilidad con el derecho de los países latinoamericanos. Cuando las soluciones de cada país no son uniformes, se opta por la solución del país que sea más eficiente, y frente a la falta regulación o la obsolescencia práctica de las regulaciones, se opta por sugerir principios que permitan llenar los vacíos de nuestras legislaciones.

Aunque solo el tiempo confirmará la verdadera utilidad de estos Principios en la práctica, teniendo a su favor el actual reconocimiento de la importancia de la Lex mercatoria, desde ya puede reconocerse el gran valor de este trabajo desde la perspectiva del Derecho comparado y como un factor de acercamiento entre los sistemas de la región.

* Profesor de Derecho de las Obligaciones en la Universidad Central de Venezuela

2 comentarios en “Reporte de evento: Hacia los Principios Latinoamericanos de Derecho de los Contratos

    1. Estimado David, gracias por su comentario. Aún no hay una versión oficial circulando. Cuando eso ocurra la publicaremos por acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *