Argentina: La ONU aprobó la elaboración de un marco regulatorio para la reestructuración de deuda soberana y el Congreso argentino aprobó la Ley de pago soberano de la deuda externa

Por Claudia Madrid Martínez

La propuesta presentada por Argentina, con el apoyo del G77 más China, para la elaboración de un marco regulatorio para la reestructuración de deuda soberana fue aprobada el pasado 9 de septiembre por la Asamblea General con 124 votos a favor, 11 en contra y 41 abstenciones.

Tal como reseñamos en días pasados, el marco regulatorio pretende fijar normas que impliquen que si la mayoría de los acreedores acepta las condiciones de una reestructuración de deuda ésta debe ser aceptada por la totalidad de los tenedores de bonos.

Según la nota de prensa, “(l)a resolución pide intensificar los esfuerzos por prevenir las crisis de deuda mejorando los mecanismos financieros internacionales de prevención y solución de crisis, en cooperación con el sector privado con miras a hallar soluciones aceptables para todos”.

El instrumento será discutido durante el próximo periodo de sesiones de la Asamblea General con la idea de aprobarlo antes que termine el 2014.

De acuerdo con la citada nota de prensa, en el texto de la Resolución se explica que “…el propósito de ese marco jurídico será aumentar la eficiencia, estabilidad y previsibilidad del sistema financiero internacional y lograr un crecimiento y desarrollo económico sostenido, inclusivo y equitativo de conformidad con las circunstancias y prioridades nacionales”.

De acuerdo con el experto de la ONU sobre deuda y derechos humanos, Juan Pablo Bohoslavsky, “Un marco jurídico multilateral ayudará a llenar el vacío legal que existe actualmente y reducirá las incertidumbres relacionadas con los procesos de reestructuración de las deudas públicas de los países”.

El propio Bohoslavsky destacó el efecto perjudicial de los fondos especulativos que “…compran deuda en moratoria a precios muy bajos, se niegan a participar en la reestructuración y luego litigan para obtener el valor nominal de los bonos más los intereses acumulados”. Esto impide, además, que los países deudores utilicen los recursos que quedan disponibles para proyectos sociales y económicos.

Además, a nivel interno, el Congreso argentino acaba de aprobar el proyecto, presentado por ejecutivo en días pasados, para una Ley de pago soberano, con 134 votos a favor, 99 en contra y 5 abstenciones, después de casi 16 horas de debate. A través de este instrumento, entre otras cosas, se revoca el mandato del Bank of New York Mellon, como agente de pago, y se comisiona a la Nación Fideicomisos S.A,, subsidiaria del Banco de la Nación Argentina.

Además, ahora los acreedores podrán elegir entre hacer efectivos sus bonos en Argentina o en Francia, de conformidad con la Ley argentina o francesa, respectivamente. La inclusión de Francia como foro alternativo obedeció, por un lado a la necesidad de satisfacer a los bonistas que no deseen someterse a la legislación argentina y, en segundo lugar, a que la legislación francesa es contraria a los fondos especulativos.

Los bonistas podrán también elegir una sede distinta para el pago, siempre que el país elegido “esté fuera de la influencia del juez Griesa”, según informó el ministro argentino de economía Axel Kicillof.

La Ley, que ahora espera por su promulgación, fue calificada por el juez Griesa como “ilegal”. El magistrado advirtió que los bancos y acreedores que acepten la propuesta argentina estarán incurriendo “en una clara violación” de su orden judicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *