Estados Unidos: British Petroleum cometió “negligencia grave”

Por Claudia Madrid Martínez

En abril de 2010, la plataforma Deepwater Horizon, que se encontraba en el Golfo de México frente a la costa de Louisiana, explotó y se hundió. Este incidente causó la muerte de 11 personas y el vertido de 4,9 millones de barriles de crudo, cada uno de 159 litros, durante 87 días, contaminando extensas zonas de las costas de Estados Unidos. Este accidente fue considerado como el segundo peor desastre ecológico en Estados Unidos, después del hundimiento del petrolero Exxon Valdez en 1989. Deepwater Horizon era propiedad de Transocean y había sido arrendada a British Petroleum hasta septiembre de 2013.

El pasado 4 de septiembre, un tribunal federal de Louisiana, a cargo del juez Carl Barbier, dictó una decisión en la que calificó la actuación de British Petroleum como una combinación de negligencia grave y una conducta imprudente. Según se puede leer en la decisión, la petrolera hizo caso omiso a las advertencias de que el pozo era inestable y tomó decisiones guiada por el deseo de ahorrar tiempo y dinero, en lugar de garantizar que el pozo fuera seguro.

Aunque en su decisión de 153 páginas el tribunal no se pronunció sobre la cantidad de petróleo vertido ni sobre el monto de la multa. La determinación exacta se hará en la siguiente fase del proceso, fijada para inicios de 2015.

De conformidad con la Clean Water Act, la pena máxima por barril es de USD 1.100 en el caso de negligencia sencilla, mientras que es de USD 4.300 en el caso de negligencia grave. Por tal razón, según los expertos, esta decisión podría enfrentar a British Petroleum a una multa de USD 18.000 millones, que vendrían a sumarse a los USD 28.000 millones que ya ha pagado por gastos de limpieza y compensación a las víctimas. Recordemos que en 2013, la petrolera se declaró culpable de 14 cargos penales, incluida la muerte de 11 de sus empleados.

Además de cargar a British Petroleum con un 67% de la responsabilidad por el derrame, en la decisión se asignó un 30% de responsabilidad a Transocean, propietaria de la plataforma, y un 3% a la contratista Halliburton, responsable de la cimentación del pozo.

Tras hacerse pública la decisión, la petrolera inglesa emitió un comunicado rechazando la misma y anunciando su intensión de apelarla.

Un comentario en “Estados Unidos: British Petroleum cometió “negligencia grave”

  1. Lo aún más grave para BP es que de no estar de acuerdo con la decisión de la Corte de Louisiana, creo que no tienen salida a través de un Tratado Bilateral de Protección de Inversiones, como si lo tuvo Chevron en Ecuador. Otro detalle importante de la decisión es el estudio de las mejores practicas de la industria pero creo que se queda corto. Son reglas no estatales a las que el juez no estaba habituado a aplicar. Buen resultado es el reconocimiento de las knock-for-knock clauses para Transocean y Halliburton, cosa que calmará bastante a las empresas de servicio en USA y en el mundo entero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *