Reporte de evento: Curso de Derecho Internacional – Organización de los Estados Americanos

Por Florencia S. Wegher Osci*

El XLI Curso de Derecho Internacional de la OEA, organizado por el Comité Jurídico Interamericano y el Departamento de Derecho Internacional de la Secretaría de Asuntos Jurídicos (SAJ) de la OEA comenzó el pasado lunes en la ciudad de Río de Janeiro.

La primera semana estuvo signada por la presencia de jueces de tribunales internacionales y miembros del Comité Jurídico Interamericano. Comenzando las clases formalmente con José Luis Moreno Guerra, miembro del Comité Jurídico Interamericano, quien disertó sobre la importancia de la integración transfronteriza en la solución de controversias entre Estados. Al respecto señaló la importancia de atender los problemas de las fronteras ya que allí se encuentran “los nudos gordianos” y resaltó la necesidad de construir una alternativa justa y equitativa para las zonas fronterizas –donde suelen manifestarse las mayores desigualdades sociales– “vivificando las fronteras”. Para ello, concluyó, es indispensable que los gobiernos entiendan que trabajan por el bien general colectivo y que la integración al interior y al exterior del país es un mandato permanente.

Durante dos días contamos con la presencia del Juez Sang-Huyn Song, Presidente de la Corte Penal Internacional (CPI). En sus clases magistrales desarrolló la historia de la Corte, sus logros y los desafíos para el contexto actual. En este sentido, puso de resalto la importancia de la labor del Tribunal, tanto en la búsqueda de justicia para las víctimas, así como en el desarrollo del Derecho Penal Internacional y en la necesidad de avanzar en la efectividad del rol de la CPI, señalando que para que “el sistema del Estatuto de Roma sea más comprensivo la Corte debe tener alcance universal”. Al respecto expresó que en muchas ocasiones la falta de ratificaciones o de aceptación de la competencia de la CPI se debe principalmente a un desconocimiento del funcionamiento de ésta.

Asimismo, hemos contado con la participación de dos miembros de la Corte Internacional de Justicia (CIJ): Ronny Abraham y Antonio Cançado Trindade. Con muy diferentes enfoques, ambos han abordado jurisprudencia reciente de la CIJ. El juez Abraham se refirió a tres casos: México c. Estados Unidos, Belgica c. Senegal y Alemania c. Italia, sobre los cuales abordó los aspectos más relevantes de los argumentos alegados por las partes y de aquellos esgrimidos por el tribunal en la sentencia, así como las implicancias para el futuro de las decisiones adoptadas, en tanto la incidencia de éstas en el panorama del derecho internacional.

En este orden de ideas, se refirió a los efectos erga omnes partes, principio desarrollado por la Corte en el caso Belgica c. Senegal, aspecto que reviste gran importancia en la ampliación de la legitimación activa, en tanto supone la posibilidad para los Estados de reclamar por el incumpliendo de una obligación internacional de otro Estado, sin necesidad de justificar un interés particular o una afectación individual (párrafos 66 a 70 de la sentencia).

Luis Toro, Oficial Jurídico Principal del Departamento de Derecho Internacional de la OEA, desarrolló los aspectos jurídicos generales en materia de solución de controversias en el derecho interamericano y las reformas introducidas por los diferentes protocolos a la Carta de la OEA. Respecto al sistema de normas construido en el ámbito de la Organización señaló la riqueza del tejido de disposiciones de Derecho Internacional Público y de Derecho Internacional Privado y cómo éste fue siendo modificado a tenor de las necesidades y propuestas de los propios Estados que componen la OEA.

Por su parte, el Juez Cançado Trindade disertó sobre la misión común de los tribunales internacionales en la realización de la justicia en diferentes contextos y latitudes. Para ello “comenzó por el principio” detallando los orígenes de las primeras cortes internacionales, tanto en el espacio universal como en el interamericano, refiriéndose muy especialmente a la Corte Centroamericana de Justicia, al rol de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la que fuera presidente, en el desarrollo progresivo de un Derecho Internacional de los Derechos Humanos para las Américas y a la influencia de grandes juristas del continente americano cuya participación resultó crucial en la construcción y posterior concreción de la idea de una corte permanente de justicia internacional. En relación a ello, señalaba que es muy interesante ver cómo en ocasiones las propuestas más innovadoras en la materia ya han sido discutidas en el pasado. En particular lo hacía refiriendo a decisorios de la antigua Corte Permanente de Justicia Internacional.

Siempre provocador, nos invitó a reflexionar sobre una serie de casos tanto de la CIJ como de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con especial énfasis en las tendencias actuales en materia de acceso a la justicia por parte de los Estados, esto es, en cuanto a las cuestiones relativas a la aceptación de la competencia de las Cortes Internacionales. En el mismo sentido, puso sobre la mesa las discusiones referidas a la ampliación paulatina de las legitimaciones activa y pasiva de los individuos como sujetos de derecho internacional con capacidad para presentar solicitudes ante Cortes Internacionales.

Finalmente, Elizabeth Villalta, primera mujer en ser miembro del Comité Jurídico Interamericano, disertó sobre las diferentes maneras de atender la solución de controversias, tanto en el plano diplomático como en el jurídico, con especial énfasis al sistema vigente en el marco de la OEA. A este respecto se refirió muy detenidamente al Pacto de Bogotá como vía de acceso a la Corte Internacional tanto por aplicación del artículo 31 del Pacto mentado, como por uso del artículo 36 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia. Finalmente se refirió a la posibilidad planteada, hace ya algunos años, por juristas americanos de la necesidad de una Corte Interamericana de Justicia y a las discusiones suscitadas en torno a esta propuesta en el seno del Comité Jurídico Interamericano.

* Abogada por la Universidad Nacional del Litoral (UNL), maestranda de la Maestría en Derecho Internacional Privado de la Universidad de Buenos Aires y ayudante de cátedra en Derecho Internacional Privado en la FJCS/UNL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *